CHINO LABORDE

EL CHINO LABORDE

……..yo canto rock casi como una terapia -dice este cantor de tangos bautizado como Walter Laborde, pero más conocido en el ámbito del 2×4 como «el Chino»-. En el rock, me camuflo, soy un cantante que quiere ser gente, me permito la licencia de no ser yo. En cambio, cuando canto tangos soy el «Chino», sin maquillajes. Porque yo soy un cantor de tangos que tiene por hobby cantar en una banda de rock.”……

El tango es una actuación pequeña, una historia casi teatral, contada en tres o cuatro minutos, como decía Discépolo. Por eso la actuación y el tango han estado siempre tan relacionados. De hecho, la actuación es la que me permite toda esta esquizofrenia de poder gritar como un animal y hacer todas esas bestialidades que alberga el rock, sin ningún tipo de conflictos con lo que hago cuando canto tangos.”

 

SALGAN HORACIO / LO UNO Y LO MÚLTIPLE

SALGUIN HORACIO II

SALGUIN HORACIO

Un 15 de junio de 1916 nace en el Abasto.

De pantalones cortos ya era un músico profesional. Con el piano acompañaba a las imágenes del cine mudo; también fue  organillista de la iglesia San Antonio de Villa Devoto; luego solista en El Gato Negro para llegar a su primera orquesta: la de Juan Puey.

Antes de sus veinte años Horacio Salgán era un pianista consumado. Trabaja  en  Radio Belgrano, Prieto y Extentor. Cuano lo escuchó Roberto Firpo se deslumbró y lo integró a su cuarteto; Miguel Caló lo utilizaba como su arreglador secreto.

La música de Salgán fluye hacia adentro, es una especie de hundimiento  en lo ínfimo, en las pequeñas ondas, relieves casi planos, leves inclinaciones que se arrugan y angostan, se tensan; algunas se afilan en una nervadura, que después de unos segundos de intensa quietud,  fijan templanzas que huyen hacia adelante.

Es la continuación de un solo, una andanada suave que apenas es  una sombra.

Algunos lo llamaron ritmo;complejidad sonora de suma delicadeza, con marcas de Bela Bartok o Ravel con muecas de Gershwin o de la samba de Dorival.

Pero, siempre presente, la mugre del tango.

En 1942 produce su   primer disco. En el 44 su orquesta; allí cantan Edmundo Rivero, Angel Paya Díaz, Horacio Deval y el primer Goyeneche.

Adelantado al tiempo, su formación estable dura poco, hasta el 47, en que vuelve a su obsesión solista.

Con los años aterriza en el mítico Jamaica, de Paraguay y San Martín. Allí conocerá a un guitarrista de los pirungundines de 25 de Mayo, Ubaldo de Lío y juntos transitarán las umbrales del infierno con su música.

En el año 60 el dúo se cruza con el contrabajista Rafael Ferro y deciden armar un quinteto a la manera de los de jazz; se suman nada menos que Pedro Láurenz en el fueye y Enrique Mario Francini en el violín.

Nace el QUINTETO REAL, lo uno y lo múltiple.

Hacia adentro, un fondo inconsciente, inmaterial, común a todos, impulsado por infinidad de fuerzas, inclinaciones y percepciones, variaciones y desplazamientos. Hecho

de todo lo  bueno y lo malo, un campo gravitatorio, fuerzas de atracción y repulsión a la vez.

La música de Salgan en el QUINTETO es una energía volcada sobre un molde, todo está ahí, lo uno y lo múltiple.

Con Dante Amicarelli,  pianista de jazz, estudian y crean un método. Pero la música de Salgán no es un método que se consume fácilmente: con sus cien años se sigue cocinando A FUEGO LENTO.

MORAN ALBERTO

15.03.1922   –  16.08.1997 Alto como un ciprés, cabello azul cobalto,  sonrisa eterna. Remo Andrea Domenico Recagno nació en Strevi, ciudad cercana a Milán, Italia. Llegó a Buenos Aires a los cuatro años, en la alborada de 1927. Intuitivo y dueño … Sigue leyendo

GOBBI ALFREDO

14.05.1912   –   21.05.1965 Mirada de ojos grises perdidos en cielos lejanos, delgadez extrema, altitud pensante. Los primeros en arribar a París fueron Alfredo Gobbi (padre) y Ángel Villoldo, en 1908 grabaron dos tangos: La Morocha y El Choclo. Ese año … Sigue leyendo